Qué son los microorganismos y su importancia para la salud de los suelos

Los microorganismos son organismos de tamaño microscópico, es decir, imperceptibles al ojo humano sin la ayuda de un microscopio. Si bien no somos conscientes de su presencia, son superpoblación en nuestro planeta, y habitan el aire, el agua, las plantas y el suelo.

Según sus características y función, existen cinco tipos distintos de microbios que habitan los suelos: bacterias, actinomicetos, hongos, algas y protozoos.

Según sus características y función, existen cinco tipos distintos de microbios que habitan los suelos: bacterias, actinomicetos, hongos, algas y protozoos.

Las bacterias son las más abundantes, seguidas en número por los actinomicetos, los hongos, las algas y los protozoos.

Bacterias patógenas

Bacterias patógenas

Los distintos microorganismos están interrelacionados y trabajan en sinergia, ya sea mediante la cooperación o la depredación. Por otro lado, cuanta más biodiversidad haya en el suelo, más variedad de nutrientes, ya que cada uno de los distintos organismos tiene la cualidad de transformar (mineralizar) ciertos nutrientes.

Estos seres microscópicos son esenciales para los ciclos de nutrientes así como los ciclos del carbono y nitrógeno, fabricando alimento para la vida vegetal.

Estos seres microscópicos son esenciales para los ciclos de nutrientes así como los ciclos del carbono y nitrógeno, fabricando alimento para la vida vegetal.

Asimismo, cumplen un rol clave en la oxigenación del sustrato, aportándole una estructura con un buen equilibrio entre retención y drenaje del agua. Otras funciones importantes que realizan estos organismos para la salud de los suelos, son la degradación de contaminantes y la supresión de enfermedades, plagas y parásitos; así como la protección de las raíces de la planta frente a microorganismos patógenos.

Microvida en tu cultivo de cannabis

En suelos fértiles, podemos encontrar miles de millones de microbios, de los cuales unos son beneficiosos y otros dañan la planta, si bien estos últimos son una minoría. Si las circunstancias les son favorables, los microorganismos se reproducen con extrema rapidez. No obstante, para que la actividad microbiana sea posible, el suelo precisa de ciertas características químicas y físicas:

  • Un pH igual o mayor de 5
  • Una EC baja
  • Materia orgánica, carbono y nutrientes inorgánicos: para que la vida microbiana sea posible, el suelo debe contener materia orgánica, así como carbono y minerales como el nitrógeno
  • Temperatura y retención del agua: los microorganismos prefieren los ambientes húmedos y calientes
  • Estructura: la porosidad del sustrato es clave para algunos tipos de microorganismos.
  • Oxigenación: la presencia de oxígeno en el suelo dará lugar a la presencia de microorganismos aerobios, que son los beneficiosos.
Monkey Worms

Mezclando humus de lombriz (Monkey Worms) al sustrato.

Los microorganismos se alimentan de materia orgánica, por lo que prefieren los sustratos orgánicos (coco, turba, tierra) a los inertes (bolas de arcilla, lana de roca, perlita).

Asimismo, añadir fertilizantes orgánicos al sustrato supone una excelente fuente de alimento para estos pequeños seres. El guano de murciélago (Bat Monkey) y el humus de lombriz (Monkey Worms) son dos abonos 100% naturales muy utilizados en la agricultura ecológica, toda una delicatessen para estos bichitos.

Asimismo, añadir fertilizantes orgánicos al sustrato supone una excelente fuente de alimento para estos pequeños seres. El guano de murciélago (Bat Monkey) y el humus de lombriz (Monkey Worms) son dos abonos 100% naturales muy utilizados en la agricultura ecológica, toda una delicatessen para estos bichitos.

Por otro lado, el uso excesivo de fertilizantes químicos y pesticidas mata la microvida del suelo y los empobrece.

 

La vida microbiana del suelo permite a la planta aprovechar mejor los nutrientes del suelo, mediante su transformación en formas asimilables para las raíces.

La vida microbiana del suelo permite a la planta aprovechar mejor los nutrientes del suelo, mediante su transformación en formas asimilables para las raíces.

De otro modo, estos quedarían “bloqueados” en el suelo sin poder ser absorbidos por la planta. Tus plantas estarán mejor nutridas y tú ¡Ahorrarás en fertilizantes y aditivos!

Monkey Myko

Monkey Myko son hongos y esporas micorrizas. Concretamente, hongos del tipo endomicorrizas vesículo-arbusculares del género Glomus Intrarradices. Los hongos micorrícicos se clasifican en dos grupos: ectomicorrizas y endomicorrizas, los más utilizados para el cultivo son los endomicorrizas.

Los hongos micorrícicos se unen a las raíces de la planta y promueven su crecimiento.

Los hongos micorrícicos se unen a las raíces de la planta y promueven su crecimiento.

A la relación simbiótica que los hongos forman con las raíces de la planta, se la conoce como micorriza: en esta la planta obtiene nutrientes y a veces, agua; y los hongos se alimentan de los carbohidratos que genera la planta.

Aplica 2-3 gr de Monkey Myko por planta, en plantas adultas; 1 gramo por plántula en esquejes; y usa 1 gramo por cada 10 litros de sustrato, para enriquecer tus sustratos. Mézclalo con agua y aplícalo sobre el sustrato, lo más cerca posible de la raíz.

Aplicación de Monkey Myko

Mykro Monkey

Aplicación de Mykro Monkey

Mykro Monkey

Mykro Monkey es un producto de acción específica a base de hongos micorrícicos y bacterias de la Rizosfera. Las bacterias son unos organismos unicelulares microscópicos, de las cuales podemos encontrar desde cien millones a mil millones en un gramo de sustrato.

Las bacterias son organismos descomponedores: transforman los restos de plantas muertas y demás residuos orgánicos en alimento asimilable para las plantas.

En consecuencia, promueven el desarrollo de las raíces y la germinación de las semillas. Asimsimo, Mykro Monkey estimula el sistema enzimático de la planta y mejora la estructura del suelo.

Se puede aplicar por vía foliar o radicular. Es compatible con la mayoría de fitosanitarios y abonos foliares, a excepción de los derivados del cobre. Aplica entre 0,5-1,5 gramos de Mykro Monkey por cada litro de tierra; 0,5 gramos en invernaderos; 1 gramo para la recuperación de tierras, y 1,5 gramos en cultivos de interior.

Monkey Seaweed

Elaborado 100% con algas marinas que actúan como bioestimulante y mejoran el biotipo de la planta. Entre sus funciones principales encontramos: evitan la erosión del suelo actuando como aglutinante, aumentan su capacidad de retención del agua, aportan oxígeno al suelo mediante el proceso de fotosíntesis. Finalmente, al morir, añaden materia orgánica al suelo.

Las algas contienen aminoácidos y fitohormonas, que estimulan el crecimiento de la planta; además de microorganismos propios que protegen las raíces frente a hongos y bacterias patógenos.

Las algas contienen aminoácidos y fitohormonas, que estimulan el crecimiento de la planta; además de microorganismos propios que protegen las raíces frente a hongos y bacterias patógenos.

Monkey Seaweed

Añadiendo Monkey Seaweed al sustrato

Aplica 1 gramo de Monkey Seaweed por litro de tierra en interior, y 1,5 gramos para recuperación de tierras. En invernaderos, aplica 0,5 gramos por litro y repite la aplicación cada 3 meses.

Esperamos que te haya servido este artículo. ¡Gracias por leernos y que tengáis un feliz cultivo familia Monkey!

Fuentes:

“Red trófica del suelo”, Bioterra: Agricultura consciente

“Importancia de las redes tróficas del suelo”, Dr. Salvador RODRÍGUEZ ZARAGOZA UBIBPRO, Facultad de Estudios Superiores Iztacala, UNAM.

“Suelos y biodiversidad”, FAO. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

“La red alimentaria del suelo”, Biología del suelo

“Mucílago”, Wikipedia, la enciclopedia libre

“The three cycles of the ecosystem”, Sciencing

“Biogeochemical cycle”, Wikipedia, la enciclopedia libre.

0